Nuestra Historia

Escuela de Artes y Oficios (1943 )

Construcción de la escuela (1973)

ENET Nº 1 "Libertador General Don José de San Martín" (1977)

RESIDENCIA ESTUDIANTIL

IPEM 256 (2008)

Talleres (2008)

 
 

A mediados del XX, cuando en nuestro país se instalan las primeras fábricas, se comienza a notar la necesidad de mano de obra especializada, y es allí donde se gesta la idea de la creación de escuelas que satisfacieran la demanda del mercado.

Es entonces que al ser aprobada una moción presentada en el Congreso de la Nación de Buenos Aires, por Decreto Nº 143.795, el 25 de febrero de 1943, se estableció la creación de una Escuela de Artes y Oficios en la localidad de Leones, y así con el nombre de “Artes y Oficios de la Nación ”, bajo la dirección de don Antonio Graziano, inicia modestamente sus actividades el 29 de marzo de 1943 lo que es hoy el IPEM 256 “Libertador General Don José de San Martín”, pero para ello debió atravesar por varios cambios; así en 1948 pasó a revistar como “Escuela Industrial de la Nación ” y, aparejado a ello el notorio incremento en su matrícula, lo que obligó a la construcción de nuevas aulas y, paralelo a este fenómeno, la idea de gestar un ciclo superior y con él una residencia estudiantil, que permitiera el alojamiento de los alumnos que ya comenzaban a llegar de localidades vecinas a recibir instrucción que les brindara la posibilidad de aprender un oficio. Fue ahí que, impulsados por una fuerza anímica colosal de parte del personal y asociación cooperadora, se fueron adquiriendo terrenos donde se yerguen hoy los talleres y depósitos, sobre una superficie cubierta de 900 m2 y una importante residencia con 2.000 m2 , compuesta de: tres plantas con salas, cocina, dormitorios, comedor, baños, calefacción y todas las comodidades necesarias para los alumnos que en ella se alojan.

Corría el año 1962 cuando cambia nuevamente su denominación por “Escuela Nacional de Educación Técnica Nº 1 de Leones (ENET Nº 1); posteriormente y por Decreto Nº 1406 del CONET de fecha 24 de julio de 1978, pasó a llamarse “Escuela Nacional de Educación Técnica Nº 1 “Libertador General Don José de San Martín”, y por último mediante Decreto Nº 933 del Ministerio de Educación y Cultura de la Provincia de Córdoba de fecha 1 de julio de 1997, obtiene el nombre actual de IPEM Nº 256 “Libertador General Don José de San Martín”.

El 12 de noviembre de 1977 se inaugura lo que es hoy el edificio que ocupan aulas, laboratorios, biblioteca y administración, el que fue construido con el esfuerzo de alumnos y profesores; seis años de romper y levantar paredes, moler escombros y rellenar losas sin interrumpir un solo día de clases, ya que mientras se derrumbaban las antiguas aulas se estudiaba en las nuevas sin piso y aún sin revoques. Así fueron egresando año tras año técnicos mecánicos y maestros mayores de obras, los que hoy se encuentran trabajando no sólo en el país sino por todo el mundo, recibiendo permanentemente muestras de agradecimientos por lo que esta Escuela fue para ellos, especialmente para quienes vivieron en la Residencia , por lo que les brindó para transitar el camino de la vida con paso firme en la dura pero digna misión de vivir.

En su incesante avance por dotar a la Institución de nuevas y necesarias dependencias, en 1983 se habilitó el Salón de Usos Múltiples “Antonio Graziano” el que, construido totalmente por docentes y alumnos en los talleres de la Escuela , es orgullo de todos quienes pertenecemos a esa querida Casa de Estudios.

Pero el complejo educacional no estaba competo; faltaba aún un espacio en el que los alumnos pudieron desarrollar su actividad física; es por ello que en 1988 se inicia la construcción de un gimnasio cubierto, el que debido a los distintos cambios en las políticas educativas y económicas, recién fue inaugurado en 1995, con lo que queda conformada de esta manera una estructura que cubre todas las necesidades para brindar a los educandos que aquí asisten no sólo educación, sino un espacio de contención y adaptación a los distintos estamentos de la sociedad, ya que conviven alumnos de varias provincias de nuestro país, conformando esta mezcla de culturas un motivo de enriquecimiento en la formación de nuestros adolescentes, cumpliendo cabalmente con lo que establece nuestro Preámbulo:

“Nosotros, el personal del IPEM 256 “Libertador General don José de San Martín” de Leones, comprometidos en un proyecto común, deseamos brindar a la sociedad jóvenes idóneos en lo técnico, cuestionadotes en lo científico, solidarios y respetuosos con sus semejantes, leales en la competencia, honestas en la defensa de sus valores y constantes en la lucha.

Para ello nos proponemos gestionar una Institución dinámica y abierta donde cada uno de los integrantes de la comunidad educativa sea capaz de postergar sus intereses personales y redoblar esfuerzos en pos de los objetivos planteados”

No sólo los cambios afectaron su denominación a través de los años, sino que las políticas educativas de turno fueron cambiando permanentemente sus planes de estudio y con ello el alcance de sus títulos.

En 1993 por resolución del gobierno nacional, pasa a la jurisdicción provincial conservando la currícula en las distintas carreras hasta el año 1996, en que se producen importantes cambios por aplicación de la Ley Federal de Educación, la que entre las modificaciones implementadas unifica los planes de estudios para todas las escuelas de enseñanza media, y con ello la desaparición de las escuelas técnicas lo que afecta considerablemente la matrícula de nuestro Establecimiento, ya que los alumnos que asistían desde otras localidades podían cursar sus estudios en las mismas, por lo que no existía diferencia en cuanto a los aprendizajes; ya no tenían la posibilidad de aprender un oficio o prepararse para el ingreso a alguna de las carreras técnicas universitarias.

En el año 2004, ante el vaciamiento de mano de obra especializada y la incesante demanda por parte de la industria por la reactivación del sector, luego de cinco años sin la matriculación de técnicos, se lanza el proyecto de las “Nuevas Escuelas Técnicas” el que abarca un total de veintiún establecimientos en toda la provincia, entre los que se incluye a este IPEM, comenzando en ese mismo año con los talleres pre profesionales en el primer año del Ciclo Básico Unificado, haciendo lo mismo en 2005 en segundo año, para completar en el año 2006, el C.B.U con tercer año. De esta manera los alumnos comenzaron nuevamente a tener contacto con las herramientas y materiales que los prepara para cursar el Ciclo de Especialización, en el que a partir de cuarto año en el ciclo lectivo 2007 para proseguir consecutivamente en quinto y sexto, se implementaron las nuevas currículas en la formación y práctica especializada egresando con el título de Técnicos, para luego cursando un año más, tener la posibilidad de acceder nuevamente al de Maestro Mayor de Obras o Técnico Mecánico, los que estarán avalados por el INET (EX CONET), con lo que se trata de jerarquizar nuevamente a las Escuelas Técnicas, proyecto para el que contamos con los recursos humanos y materiales necesarios, habiendo agregado, a lo ya existente, una importante cantidad de herramientas para que cada educando cuente con el material necesario para sus prácticas.

Quienes nos identificamos siempre con aquella ENET Nº 1, sentimos desmembrarnos cuando se nos arrebató nuestra identidad como la escuela técnica que fuera por décadas señera en la formación no sólo de técnicos, sino de hombre y mujeres que desperdigados por el mundo han prestigiado siempre a la Institución , y ante este nueva realidad sentimos renovar nuestras fuerzas para construir nuevamente lo que nunca debimos haber perdido.

Marchamos por la senda, buscamos el camino y logramos avanzar sin retroceder; la idea fue gestada y concretada; estamos nuevamente en la brecha que nos permitirá trabajar para lograr lanzar al mercado la mano de obra especializada que tanto nos demandan permanentemente.

No quepa la menor duda que todos quienes conformamos el IPEM Nº 256 trabajaremos día a día para brindar a nuestros educandos una formación íntegra que les permita desenvolverse fácilmente en esta sociedad tan competitiva en que estamos inmersos.

 

Las puertas están abiertas…. los invitamos a pasar……